Stavanger es un ciudad costera con mucho encanto. Puedes pasear al lado del puerto, por el barrio viejo, donde encontrarás una de las estampas típicas Noruegas. ¡Aquí te contamos qué hacer en Stavanger en un día!

En los alrededores está el famoso Preikestolen, el púlpito de los dioses. Eran paradas obligatorias en nuestro viaje por Noruega.

Cómo llegar

Nosotros llegamos en furgo, una etapa en nuestro viaje en furgo por Europa, y aparcamos en Mosvatnet, un lago al este de la ciudad. Nos acercamos en bici a la ciudad.

Stavanger – Pato en el lago donde aparcamos

La ciudad está muy bien comunicada a través de su aeropuerto de Sola.

Sjøfartsmonumentet

El monumento a la marítima está en una plaza en el centro de Stavanger.

Centro de Stavanger – monumento a la marítima

Junto a la pescadería, y al lado de la oficina de turismo. En frente, está el bonito barrio de casas blancas.

Stavanger – Pescadería y puerto

Gamle Stavanger

La ciudad vieja de Stavanger tiene las de casas de madera mejor conservado de Europa. Todas de madera blanca, con el suelo de adoquines, donde antiguamente vivían los pescadores.

Gamle Stavanger

En este barrio está el museo de conservas.

Stavanger – Ciudad vieja y la fábrica de conservas

Y nos encontramos muchos simpáticos gatos por la zona.

Catedral

Situada en el centro de la ciudad, es la catedral más antigua de Noruega. Rodeada de un espacio verde muy cuidado y en frente de un lago. Nosotros encontramos en obras su fachada principal.

Stavanger – Catedral

En frente de la catedral hay una plaza con puestos callejeros de productos locales.

Stavanger – Puestos de productos locales frente a la catedral

La calle Øvre Holmegate

La calle de compras de la ciudad, donde puedes pararte a tomar un helado o a comprar el típico souvenir.

Stavanger – Øvre Holmegate

Torre Valberg

La torre de vigilantes de la ciudad se ha convertido en un museo. Desde aquí hay unas vistas estupendas del puerto y de la ciudad vieja.

Stavanger – Torre de vigilantes y vistas desde allí

Museo del petróleo

Al otro lado del puerto se encuentra el Museo del petróleo, un museo muy ligado a la historia de la ciudad. Nosotros no entramos, pero nos dimos un paseo por el parque de su exterior, construido con materiales que sobraron de los barcos y lleno de pintadas.

Stavanger – Puerto

Iglesia de San Petri

En el centro de la ciudad está la iglesia roja de San Petri, una de las parroquias en las que se divide la ciudad, siendo la otra la catedral.

Stavanger – Iglesia de San Petri

Puedes recorrer a pie los lugares de mayor interés de Stavanger, una pequeña ciudad marinera tranquila y con mucho encanto, y situada en uno de los lugares más bonitos, ya que se conoce como la puerta de entrada a los fiordos del Sur.