El Preikestolen, o piedra del púlpito, es una de las rocas más famosas de Noruega. Con forma cuadrada, descansa sobre el fiordo de Lyse, a 600 metros de altura. Visitar el Preikestolen es algo que no te puede faltar si vienes a Noruega.

Cómo llegar

Stavanger es la ciudad más cercana. Desde aquí, salen ferries y también autobuses hasta el inicio de la ruta.

Nosotros llegamos en furgo desde Stavanger, cogimos el ferry y dormimos allí cerca. No se puede aparcar en las inmediaciones de la entrada del trekking, excepto en el aparcamiento de pago. Este parking cuesta 20 €, y como estamos con el presupuesto ajustado, aparcamos cerca del parking de caravanas, con lo que sumamos 2-3 km más al paseo.

El trekking

Desde el inicio de la ruta son casi 4 km. Es una ruta relativamente sencilla. De media, son unas 2 horas de subida y 1.30 de bajada, a un paso calmado, desde la entrada del sendero. El desnivel es de 500 metros.

Preikestolen – Comienzo del Trekking

Hay otras rutas de senderismo, pero el camino está muy bien señalizado y a cada poco, encuentras carteles que te indican cuanto queda.

Preikestolen – Indicadores

El camino es bastante sencillo, hay escaleras de piedras construidas por los sherpas.

Trekking Prekestolen – Caminos construidos por los Sherpas

Se puede subir durante todo el día, pero no se recomienda después de las 15, para que no se haga de noche.

Trekking Preikestolen – Acceso de madera

Nosotros salimos del coche a las 10.00 y llegamos casi a las 15.30. A esta hora hay bastante gente de todas partes por el camino, y de todas las edades. Hay gente que se queda a dormir, o sube con el amanecer, para disfrutar de una experiencia diferente, y sentir con mayor intensidad su ambiente primitivo.

Nos tocó un día nublado. Estuvimos un rato allí y la niebla no se disipó. Cuando estaba todo cubierto hacia bastante frío, y eso que íbamos abrigados.

Aun así, ¡las vistas son espectaculares!

Preikestolen

Seguridad

Quizás nos choque no ver barreras para la seguridad, pero los Noruegos, con gran acierto, no han querido estropear la belleza natural del lugar. A pesar de que hay mucha gente haciendo el cabra, es cierto que se han contado pocos accidentes. 2 han sido suicidios en pareja, y un español perdió allí la vida.

También se realiza salto base desde allí.

Entorno

En el camino de vuelta, dimos un rodeo subiendo por la montaña. Nos encontramos lagos casi helados, y preciosas vistas a las montañas.

Un precioso trekking para disfrutar.

De vuelta del Preikestolen