Archivos por Etiqueta: roadtrip furgo

Holanda en furgoneta

Países Bajos, el país donde todo el mundo se mueve en bici, de los campos de tulipanes, los canales que atraviesan las ciudades, los molinos de viento, los zuecos, y su variedad de quesos, como el Edam o el Gouda. Donde un cuarto de sus ciudades están por debajo o al mismo nivel que el mar.

Holanda – Bicis, zuecos, quesos y molinos

Hemos recorrido los Países Bajos en furgoneta en 5 días, en la cuarta etapa de nuestro roadtrip en furgoneta. ¡Averigua lo que no te puedes perder!

Nuestra primera parada ha sido Bergen Op Zoom llegando desde Amberes, Bélgica. Aquí pasamos nuestra primera noche para continuar el viaje hacia Rotterdam.

Bergen Op Zoom

Rotterdam

¡No te pierdas nuestro post donde te contamos qué visitar en Rotterdam en un día!

Noordwijk

Noordwijk es una de las playas para surfear en Holanda. Aprovechamos para dormir cerca, y ¡menuda nochecita! Con el temporal no paraban de caer pequeñas ramas y hojas en el techo de la furgo que se escuchaban como si fueran piedras.

Noordwijk

Por la mañana nos acercamos a ver si hay suerte para surfear, pero sigue el temporal: Olas de más de 4 metros y vientos de más de 60 km/h. ¡Nos dejó un bonito espectáculo para ver!

Noordwijk

Haarlem

Estuvimos en esta pequeña ciudad con encanto un día.

Amsterdam

Teníamos muchas ganas de visitar la Venecia del norte, ¡no te pierdas nuestro post de Amsterdam en un día!

Groninga

La última ciudad que visitamos de Holanda, al norte.

Si volviéramos repetiríamos Amsterdam, y visitaríamos Utrecht, La Haya o contemplar las Islas Frisias del norte de los Países Bajos.

Holanda en Furgoneta

Durante nuestro roadtrip de cuatro días por Holanda en furgoneta, nos hemos encontrado que es un poco más difícil la vida furgonetera que en Francia, y prácticamente la misma que en Bélgica. Aquí te dejamos unos tips para que tu viaje por Holanda en furgoneta sea perfecto!

  • Los precios de la gasolina son algo más caros que en Alemania, aunque más baratos que en Bélgica (2017).
  • El precio de la comida es más barato que en Bélgica.
  • No es sencillo encontrar agua, algo similar a lo que nos pasó en Bélgica. Hemos tenido que utilizar una aplicación (Drinkingwater) para encontrarla.
  • Encontramos duchas de agua caliente en algún camping, en un mini puerto deportivo con una cabina con duchas (0,5€), WC y lavadora, y en alguna piscina pública, por 2-3 €.
  • Para aparcar: En muchos lugares tienen ORA. En las grandes ciudades el parking es carísimo, puede costarte hasta 5€ la hora. Pero ofrecen lo que le llaman P+R, que te permite aparcar a las afueras por 1€ y coger el transporte público hasta el centro.
  • La gastronomía típica no solo es su enorme oferta de quesos. Tienes que probar sus patatas fritas callejeras, sus dulces stroopwafel, o algún plato más elaborado con chucrut y carne.
  • El idioma: El neerlandés es el idioma oficial, al que no le faltan varios dialectos. Y casi todo el mundo entiende inglés allí.
  • Pernoctas: No hemos tenido ningún problema. Utilizamos Park4Night para buscar donde quedarnos.
  • El tiempo: Estuvimos a mediados de septiembre. Apenas nos llovió, pero aun cuando salía el sol hacía bastante frío.

Groninga en un día

Al norte de Holanda, a unos 200 km de Amsterdam, realizamos nuestra última visita de nuestro paso por Holanda a la ciudad de Groninga en un día.

Aparcamos a las afueras, y vamos caminando hacia el centro. Pasamos por el curioso museo de artes, muy colorido sobre el río. Está en frente de la estación de tren.

Groninga – Canales y museo

Caminando hacia la plaza central, pasamos por unas galerías comerciales con mucho ambiente, artistas callejeros y mucha vida por las calles.

Groninga – Artistas callejeros

Paseamos por la Grote Markt, o plaza central. En esta plaza está el ayuntamiento, la torre Martinitoren (el edificio más alto de la ciudad) o el Drie Gezusters, uno de los pubs más grandes de Europa.

Groninga – Grote Markt y Martinitoren. Degustando unos dulces del mercado

Cerca del Grote Markt está el Vismarkt, la segunda plaza más grande de la ciudad, donde se celebra el mercado. Con puestos de dulces, frutas, verduras, quesos, y también muchas setas. Probamos alguno de los dulces, ¡están riquísimos! Y con el frío, sientan mucho mejor.

Vismarkt

A las afueras de la ciudad encontramos nuestra bici de repuesto en una tienda de segunda mano, por 100 €, después de que nos robaran una de las bicis en Paris. La verdad es que anda de maravilla. Lo malo es que hace ruido al frenar, y no tiene campanita. Pero tiene candado incorporado, marchas, y luces.

Groninga – Callejeando y bici

Aquí también paramos en una peluquería. El precio de lavar, cortar y peinar fue de 24,5 €.

Groninga es ciudad joven, universitaria, donde podemos encontrar una de las universidades más antiguas de los Países Bajos. Aquí muchos estudiantes vienen para mejorar su inglés. Es por eso que su vida nocturna es bastante activa, los bares y restaurantes, además, ¡abren todos los días!

Una ciudad pequeña pero con mucho ambiente joven, la próxima vez probaremos su vida nocturna!

Si vas a pasar unos días por este país, mira el recorrido que te proponemos.

Haarlem en un día

Cerca de la costa y a sólo 20 km de la capital está Haarlem, una pequeña ciudad donde podemos ver una de las estampas más características de Holanda; su molino de viento De Adriaan.

Haarlem – Canal y bicicleta

El molino, construido en 1778, se encuentra a orillas del Spaarne. Fue reconstruído en el siglo XX tras un incendio. Se puede visitar, por 3 €. Ofrecen visitas guiados por el museo y se puede acceder al mirador.

molino de viento De Adriaan

El casco viejo de Haarlem, atravesado por canales, es muy bonito de visitar, y se puede recorrer cómodamente a pie.

El corazón de la ciudad es la plaza mayor o Grotemarkt, a 10 minutos andando del molino. Aquí está la iglesia de San Bavón, el ayuntamiento o el Vleeshal. La iglesia de San Bavón es famosa por albergar el órgano de tubos más grande del mundo, de Christian Müller. Vleeshal, construido en 1600, es donde se celebraba el mercado de la carne. Ahora alberga el museo de Frans Hals y el museo de arqueología. En la Grotemarkt se celebra mercado los lunes y sábados, y en Agosto se celebra el festival Jazz & more.

Haarlem – Grote Markt

De Haarlem son característicos los hofjes, asilos para mujeres ancianas, construidos alrededor de patios. Algunos de ellos se pueden visitar los fines de semana.

No te aburrirás de pasear por las calles de Haarlem. Nosotros nos encontramos una boda y vimos a la novia pasar en un coche antiguo, muy acorde con las antiguas construcciones de la ciudad.

Haalem – Callejeando

También un Minibieb, una estantería para el intercambio de libros. Aquí puedes coger uno de forma gratuita y tenerlo el tiempo que quieras. La única condición es que ¡dejes otro de vuelta! Además, puedes degustar una cerveza Jopen en una iglesia, ¡Así es! Esta cerveza se fabrica en una antigua iglesia reformada.

Callejeando por Haarlem y Minibieb

Haarlem es una ciudad típica Holandesa, tranquila y con encanto.

Conoce más posibilidades sobre que ver y hacer en Holanda!

No te pierdas nuestras novedades: