A apenas una hora de Bruselas encontramos Amberes, la ciudad del diamante, por su importante desempeño en el comercio y la industria.

Aunque es la segunda ciudad más poblada de Bélgica, la podemos visitar caminando en un día y ver lo más importante de la ciudad. También está la opción de alquilar una bici pero tal vez reducirás tu visita a unas horas. En la zona del centro histórico tendrás lo más característico de la ciudad.

Amberes - Paseo río Escalda

Amberes – Paseo río Escalda

Aparcamos muy cerca de la zona vieja, a orillas del río Escalda. A lo largo del río, hay un paseo, con un montón de barcos guardados en naves. Por este paseo, llegamos hasta el castillo de Steen, del siglo XIII.

Amberes - castillo de Steen

Amberes – castillo de Steen

Siguiendo el río, está el edificio de La Autoridad Del Pilotaje, y en frente nos encontramos con el Museum aan de Stroom o Museo en la corriente.

Amberes - La Autoridad Del Pilotaje

Amberes – La Autoridad Del Pilotaje

Amberes - Museo en la Corriente y vistas a la catedral

Amberes – Museo en la Corriente y vistas a la catedral

Volviendo por el paseo para entrar en el centro de la ciudad, vemos desde lejos la catedral de Amberes. Antes de llegar, pasamos por la Grote Markt, o la plaza del mercado, donde se encuentra el bonito ayuntamiento, un emblemático edificio renacentista repleto de banderas de naciones. Aquí destaca también la estatua del Bravo, que simboliza la historia de la ciudad.

Amberes - Plaza del Mercado

Amberes – Plaza del Mercado

Callejeando por sus bonitas calles empedradas, podrás pararte a tomar un delicioso gofre, o una cerveza. En algunos locales ¡disponen de más de 30 cervezas de grifo! Y cada una, con su vaso.

Amberes - Callejeando

Amberes – Callejeando

Amberes - Cerveceria

Amberes – Cerveceria

¿Tienes más días en Bélgica? Mira el recorrido que te proponemos, ¡aquí!

En Amberes déjate llevar por los sentidos!