No podíamos dejar de visitar Amsterdam en nuestro paso por Holanda en nuestro roadtrip por Europa! La Venecia del norte atravesada por canales, y a orillas del río Amstel. Famosa por sus múltiples museos (como el de Ana Frank), el barrio rojo, o los coffee shops.

Amsterdam – Edificios típicos y bicicletas

En Amsterdam, el precio del aparcamiento es, de media, de 5 € por hora. Si llegas en coche, la mejor opción es un parking P+R. Hay varios en la ciudad y es sencillo de usar.

Sistema P+R

Llegas al parking y pagas 5 € por una tarjeta OV – Card (o dos, que es el mismo precio). Utilizas esta tarjeta para fichar (tanto a la entrada como a la salida) en el transporte público que te lleve al centro: Nosotros fuimos en tranvía.

Para volver tienes 24 horas de margen. Siempre utilizando la misma tarjeta tanto en el parking como en el medio de transporte que utilices.

Para retirar el vehículo escaneas las 2 tarjetas OV y ¡pagas 1 €! un total de 6€.
¡ATENCIÓN! El cambio de día lo computa a las 10 de la mañana, así que si aparcas antes de esta hora y lo retiras a la tarde pagarás por dos días (8€ en vez de 1, haciendo un total de 13€). Mejor, aparca a las 10:05 de la mañana 😉

¡A nosotros nos compensó! En Rotterdam, por ejemplo, pagamos cada uno 3€ por un trayecto en tranvía, desde donde teníamos la furgo hasta el centro de la ciudad (unos 8 km).

Amsterdam – Máquina OV-Card y viaje en tranvía

Amsterdam es una ciudad construida sobre canales. Muchas de las calles tienen canales paralelos, donde hay miles de bicis aparcadas, barcos turísticos y hasta barcos vivienda. Esto conviven con esas típicas casitas con hasta 3 alturas, con grandes ventanales y escaleritas de 4 o 6 peldaños. Es muy bonito pasear por sus calles de adoquines.
Hay mucha gente por el centro. Tanto en bici, como andando. Gente que se mueve por diferentes tipos de ambientes.
También es muy dinámica. Cada pocos pasos, te encuentras algo diferente.

Pasamos por las galerías comerciales (el precio de los baños era de 1 euro). Y nos tomamos un capuchino con macarroni incluido por 2,80€. Muy fino el sitio, en el baño tenían toallitas individuales de tela.

Amsterdam – Galerías comerciales y capuccino

Nuestra primera parada nos llevó a la casa de Ana Frank. Mucha gente para entrar en la casa museo. Después, fuimos hasta el mercado, nada interesante. Continuamos caminando, y nos encontramos un museo de tulipanes. Dos pasos más adelante hay un tienda/museo del queso, en el que podemos entrar gratuitamente. Hay cientos de quesos que podemos probar, alguno acompañados con mostaza, quesos de pesto azul, quesos curados. ¡El paraíso de los ratones!

Amsterdam – Quesos, casa museo de Ana Frank y museo de Tulipanes

De paseo por los canales, aparecen unos cisnes que se acercan a nuestro paso. Le damos un poco de pan seco y se estiran a cogerlo.

Amsterdam – Cisnes y Nemo

Continuamos andando y encontramos la enorme estación, en obras. Seguimos andando y llegamos hasta nemo, el museo de la ciencia. Allí al lado, un rocódromo en una construcción que parece un bloque de piedra derruído por una tormenta, y un bar con las mesas de colores.

Amsterdam – Estación, bar y rocódromo

Pasamos por uno de los míticos caffee shops, Bulldog, uno de los más conocidos de la ciudad. Aquí venden Marihuana o pastelitos de marihuana sativa de chocolate. Les llaman Space Cake, o pastel del espacio, y cuestan 7 €.

Amsterdam – Coffe Shop The Bulldog, tienda y pastelito

Callejeamos en busca de un sitio barato para comer. La oferta es increíble en diversidad, aunque no de precio. Kebabs, comida indú, chinos, pizzerías. Volvemos hacia el centro y nos comemos unos perritos calientes por 3,5 €. Puedes echarte los condimentos que quieras (cebolla, patatas fritas, pimiento, pepinillos, salsas…). ¡El perrito estaba malísimo!

Amsterdam – Chino, Kebab y puesto de perritos

Seguimos callejeando y nos encontramos una especie de mercado cubierto de venta de tulipanes y flores. Flores por el techo, venta de semillas, y souvenires típicos de los zuecos o amapolas.

Amsterdam – Mercado de tulipanes

Seguimos andando y encontramos un supermercado de lo más hipster y orgánico. Con productos muy originales, como la cola orgánica envasada en botellas de vidrio.

Pasamos por el mítico barrio rojo. Aquí la prostitución es legal y las trabajadoras tienen seguridad social. Es en este barrio donde están la mayor parte de escaparates donde trabajan las chicas, así como tiendas del sexo y algunos coffee shops.

Amsterdam – Barrio rojo

Vemos otro de los singulares puentes levadizos. Cerca está el Ice Bar, un bar donde puedes estar a -10 ºC tomándote unas copas. Por 25 euros te dan 3 bebidas, un abrigo para estar dentro y una foto.

Amsterdam – Ice bar, manneckin pis y puente levadizo

Seguimos caminando. Estamos empapados ya de frío, y entramos en un bar. Pedimos una sola cerveza, pero nos dicen que no puede ser, que cada persona tiene que consumir. Nos vamos y seguimos andando. Nos aventuramos a probar las patatas fritas más votadas en Holand Fries, Mannekin Pis. La pequeña cuesta 2,95 y ¡es enorme! La gente se come cada una un cucurucho, y con salsas. ¡WoW! Estábamos en los soportales de enfrente, comiendo las fritas como otras personas, de pie y heladitos, al resguardo de la lluvia.

En nuestro paseo por la ciudad nos encontramos tiendas de lo más curiosas; patitos de goma, disfraces, quesos enormes, aliens fosforitos…

Amsterdam – Tiendas curiosas

Además de lugares curiosos como el museo Body World, donde puedes observar la anatomía del cuerpo humano a través de cuerpos humanos reales disecados. También vemos cosillas curiosas, como una bici llena de flores o una máquina de fotos de las antiguas.

Curiosidades de Amsterdam

Quizás Amsterdam no tendrá las mejores edificaciones, pero es una ciudad muy dinámica, donde puedes apreciar la creatividad de la gente. Y donde ¡no te vas a aburrir!

En cada esquina te encuentras alguna cosa curiosa. ¡Eso sí! Hay muchos turistas. Las casas y los canales, con sus calles de adoquines, son muy bonitas para pasear.

Quieres seguir conociendo Holanda? Aquí tienes una guía con las ciudades más destacadas!