Nuestro paso por Alemania en furgoneta ha sido bastante breve, de 4 días. Cruzamos Alemania por el norte, en ruta de camioneros, entrando por Países Bajos para llegar a Dinamarca.

Hemos probado los típicos panes con salchicha y una hamburguesa ¡en el lugar de origen de las hamburguesas! Pues si, es Hamburgo.

Alemania - Hamburgo, y Bremen

Alemania – Hamburgo, y Bremen

Hemos visto a los Alemanes como aficionados al fútbol, bastante religiosos. Nos han decepcionado un poco sus míticas carreteras, donde no hay límites de velocidad. Sí, muy rectas, pero de 3 carriles y muchas obras. En comparación con los 6 carriles de las carreteras Holandesas, nos han quedado a poco. Eso sí, ¡van mangados igualmente!

Carreteras de alta velocidad alemanas

Carreteras de alta velocidad alemanas

Nuestra primera parada es Bad Zwischenahn, un pequeño pueblo cerca de Oldenburgo donde nos quedamos a pernoctar. Encontramos unos baños públicos gratuitos.

Bad Zwischenahn

Bad Zwischenahn – Alemania en furgoneta

Al día siguiente paseamos por Bremen. ¡Lee aquí lo que no te puedes perder de Bremen en un día!

Después nos vamos hacia la ciudad de las hamburguesas, Hamburgo. Aquí nos quedamos a dormir, para al día siguiente hacer la colada y las últimas compras antes de adentrarnos en el gélido y caro norte de Europa!

Lavandería de Hamburgo

Lavandería de Hamburgo – Alemania en furgoneta

Donde el nivel de vida es mucho más cara, por eso nos llevamos 2 carros de la compra para pasar al menos un mes en el norte.

De compras en el Lidl de Alemania

De compras en el Lidl de Alemania

El último día lo pasamos en Flensburgo, a 7 km de la frontera Danesa. Una pequeña ciudad a los pies del fiordo de Flensburgo. Lo más bonito es pasear por la calle Holm, la arteria principal de la ciudad, y el puerto.

Centro de Flensburgo y puerto

Centro de Flensburgo y puerto

Muy original, con muchos gatos pintados por los muros de los edificios, zapatos colgando de los cables de la luz, y aires daneses. Dicen que tiene uno de los mercados navideños más bonitos de la zona.

Flensburgo - Zapatos en los cables de la luz, aires daneses y gatos en las paredes

Flensburgo – Zapatos en los cables de la luz, aires daneses y gatos en las paredes

Paramos en un centro comercial cerca de la frontera para coger alguna cosa que se nos había olvidado y echar gasolina. Resulta que los precios son bastante más altos de lo que nos pensábamos. Recogemos allí a una chica danesa que estaba haciendo autostop y ¡atravesamos la frontera!

Alemania en Furgoneta

  • Baños de pago: En centros comerciales, en gasolineras, en grandes ciudades… En el primer sitio donde pernoctamos (un pueblo, bastante alejado) tenían baños públicos y gratuitos en un parking, pero fue el único donde encontramos. Incluso en el McDonalds, al lado de la estación de Hamburgo, hay una señora en la puerta controlando que sólo entren clientes.
  • La gasolina es más barata que en Bélgica o en Holanda, incluso que en España (hasta 10 céntimos de diferencia). Encontramos el diésel a 1.08 €.
Alemania - Precios de gasolinera Shell y máquina de reciclaje

Alemania – Precios de gasolinera Shell y máquina de reciclaje

  • Los semáforos se ponen en naranja antes de pasar a verde.
  • Áreas de pernocta: No hemos tenido problemas para encontrar ningún área. Hasta nos quedamos en el medio de ¡Hamburgo! Eso sí, con una pequeña anécdota que te contaremos en nuestro próximo post.
  • Parking: En los parkin de algunos supermercados es necesario utilizar un parkímetro para indicar la hora de llegada y no estar más de 1 hora. Hemos visto en el parking del Lidel a una policía haciendo fotos a un vehículo (suponemos que es porque se pasó de hora). Hay muchos carteles indicando que los parkings al aire libre son privados.
  • Supermercado: No hemos encontrado hipermercados. Sólo hemos visto Lidl y Aldi. Nos ha costado encontrar productos frescos (únicamente la oferta es de verduras y frutas, y no muy variadas), pero no carne o pescado. Eso sí, puedes comprar tabaco hasta en el supermercado.
  • Reciclaje: Utilizan un sistema de reciclaje que nos ha resultado bastante incómodo: Cada vez que compras una botella o lata de plástico te cobran adicionalmente 0,25 €. Tienes que devolver el plástico a la misma cadena de supermercados para que te lo devuelva. Metes la botella en una máquina, que te da un ticket canjeable en caja. Ese ticket ni siquiera lo puedes utilizar en otro supermercado de la misma cadena. No hemos visto botellas de agua de mayor capacidad de 1,5 litros.
  • Agua: No hemos encontrado agua en ninguna gasolinera. En un área de ACs lo tenían por 0,10 céntimos 10 litros.
  • Respetan tanto a los animales que ¡nos ha sorprendido! Una mujer le dejo su abrigo al perrete en una lavandería, y les ponen comederos en las gasolineras.
Alemania - Cuidado de mascotas

Alemania – Cuidado de mascotas

Observar las diferencias de cultura es sorprendente, y cuanto más nos alejamos de casa más se nota la diferencia!