Archivos por Etiqueta: viajar en furgoneta

Finlandia en Furgo

¿Sabes cual es el país con la mitad de saunas que habitantes? Suomi. ¿Aun no? Uno de los países nórdicos, donde podrás ver auroras boreales, de donde vienen los vikingos, la casa de papá Noel, y el país de los lagos. ¡Finlandia! Aquí te contamos nuestra experiencia en Finlandia en Furgo.

Finlandia – Helsinki

Hicimos una visita relámpago (2 pernoctas, el frío aprieta a finales de noviembre) como parte de nuestro roadtrip por Europa, ¡así que abrígate, que te transportamos por Finlandia!

Finlandia – Bosque

Tips Furgo

Si vas con furgoneta o autocaravana, te alegrarás de saber que puedes encontrar muchas áreas de servicio gratuitas y en muy buen estado.

Finlandia – Area de autocaravanas y surtidor de gasolina

Te alegrará saber que el diesel no es demasiado caro, le echamos a 1,24 (Más barato que por Galicia en septiembre de 2018).

Las carreteras son bien anchas. No están marcadas, así que no teníamos muy claro por donde circular. Pero no, no hay que ir por el medio, si no pegados a la derecha. Como no lo sabíamos, nos paró la policía, que nos hizo un control de alcoholemia.

Recorrido

Entramos por la laponia finlandesa cruzando Suecia. Dejamos las coronas suecas y noruegas atrás, y volvemos al euro. Los paisajes son preciosos; bosques helados, lagos. Llegamos de noche y paramos Oulu, a orillas del mar báltico. Comparado con Noruega, el paisaje es mucho más llano.

Finlandia – Oulu

Despertamos en un lugar rodeado de pinos, al lado del Báltico. Estábamos solos, pero en el medio había un wc de madera.

Finlandia – Oulu

Ese día toca ruta hasta Helsinki. Paramos en un pueblo de camino, donde hacemos una pequeña ruta por el monte. Nos encontramos molinos de madera y unas vistas desde una pequeña colina. La gente juega al Frisbee en el monte.

Finlandia – Molino

Helsinki

Llegamos a Helsinki de noche y nos acercamos a la Sompasauna. Nos encontramos una zona muy alternativa, que parece medio abandonada y en obras. Nos sorprenden los fuegos artificiales, y la gente desnuda que sale a refrescarse de la sauna.

Sompasauna

La Sompasauna es una sauna pública y gratuita en Finlandia, que está abierta las 24 horas. Está en el centro de la sauna, pero en un lugar menos concurrido. La mantiene una asociación, que, a base de donativos, se consigue mantener desde 2011.

Finlandia – Helsinki – Sompasauna

Nos quedamos a dormir cerca del parque de atracciones. El amanecer es helador. Nos acercamos en bici hasta el centro, nos encontramos cosas curiosas al callejear.

Finlandia – Callejeando por Helsinki

Catedral de Helsinki

Pasando por la estación central llegamos a la catedral de Helsinki.

Finlandia – Estación central de Helsinki

De arquitectura neoclásica, es una catedral de culto evangélico. Tendrás que subir unas escaleras para llegar.

En frente, se encuentra la plaza del senado.

Helsinki – Plaza del senado y catedral

Plaza del mercado

Una de las plazas más famosas y céntricas de Helsinki. A los pies del mar báltico, aquí podrás encontrar muchos puestos de productos locales y artesanías o recuerdos, como los peluches de Huskies.

Helsinki – Plaza del marcado

Allas Sea Pool

Una piscina de agua caliente al aire libre, y también otra con agua de mar. Con vistas al báltico, también encontrarás saunas para mujeres, hombres y mixtas.

Al lado está la noria. Una vista emblemática de la ciudad.

Helsinki – Allas Sea Pool y Noria

Catedral Uspenski

Catedral ortodoxa de ladrillo rojo, construida sobre una colina con unas bonitas vistas al puerto. Diseñada por un arquitecto ruso en el siglo XIX.

Helsinki – Catedral Uspenski

Parlamento

El parlamento de Helsinki es un edificio austero de granito rojo. Al lado, está el museo de la música.

Helsinki – Parlamento y museo de la música

Sauna Hermanni

No podíamos marcharnos de Finlandia sin experimentar una de sus saunas, y nos fuimos a la Sauna Hermanni.
Sólo los jueves son saunas mixtas. La costumbre es entrar desnudo. El sitio es más que curioso. Está ubicado en el entresuelo de un edificio. La recepción, donde pagas, también te proporciona bebidas y comida (Pagando, claro). En los vestuarios, tienen un mesa con libros y velas. Están muy bien ambientados. Las taquillas son de madera. El siguiente cuarto al que entras es el que tiene las duchas. Ya te proporcionan champú y hasta suavizante, con varios aromas a escoger. Y después está la sauna.

Helsinki – Sauna Hermanni

El calor es insoportable, tuve que salir varias veces a la calle, a 0 grados, mientras los locales aguantaban allí, incluso haciendo ejercicios de estiramientos.

Aquí hay saunas en todas partes, en edificios, barcos, … Es común ir entre 2-3 veces por semana, y sirven ¡hasta lugar de reunión!

Relajados y calentitos, nos vamos a coger el ferry para ir a Tallin.

Nos han encantado los bosques y la tranquilidad finlandesas, así como combatir el frío en una de las relajantes saunas. Esperamos poder conocer el país algún día un poco más, no nos perderíamos la casa de papá Noél, ver algún reno en un paseo por sus bosques o las auroras desde laponia. 

Pasión por el mundo camper

Cuando la pasión por el mundo camper recorre tus venas, sabes que tarde o temprano llegará tu momento. Y eso es lo que le ha pasado a nuestro amigo Barsum con el mundo camper. Una pasión que ha tenido que esperar más de 40 años, pero que por fin tiene final feliz.

Aquí te contamos la pasión por el mundo camper de Barsum. ¡Adelante!

Lo mío y el mundo camper es como esa casualidad de encontrarse algo que no esperabas, y de repente se convierte en una necesidad.

Soy un principiante en este mundillo, poco más de un año llevo involucrado en esto.

¿Qué es lo que ha despertado interés por tener una furgo camper?

De joven me llamo la atención una furgoneta (MB110) de un compañero de trabajo. La utilizaba para el reparto, pero estaba forrada de madera, con sus muebles, cocina, cama… y él me hablaba de lo útil que resultaba tener todo ello y disfrutar de largos días de playa o campo.

Aún así, a mis 18 años, solo pensaba en modificar y tunear mi «seat 131», debí haber cambiado al mundo camper hace muchos años – bromea.

Seat 131

Seat 131

En 2016, me dio un arrebato y decidí comprarme la furgoneta, después de varios años tratando de que mi mujer, compartiese mi capricho, y lejos de hacerlo, casi me cuesta el matrimonio – suspira aliviado.

Seat 131

Seat 131

Intente comprar una ya equipada, pero no me salían las cuentas, y lo que veía, me desanimaba. Así que decidí buscar una furgoneta y ver que podía hacer con ella.

Y después de buscar y buscar, encontré esta Mercedes Vito en «milanuncios» era un furgón mixto, pero… lo que más me impactó de ella fue que todos sus extras me llevaron de nuevo, a mis 18 años y mi obsesión de tener un vehículo «único en su especie». Esta Vito, tenía todo y todo homologado, lo cual me animo más aún si cabe.

Pasión por el mundo camper, Vito amarilla

Muebles Mercedes Vito

Ya tienes furgo, y ahora, ¿cómo sigue la aventura de camperizarla?

Me planteé hacerla yo entera, soy muy manitas en todos los aspectos, pero me mataba lo mismo que a otros propietarios de vehículos camper, la ITV que tanto amarga, las homologaciones… y fue cuando encontré que vendían muebles a medida para la Vito, y me decidí por ello. ¡En 48 horas ya tenía muebles en mi furgo!

¿Algún proyecto más para la furgo?

La quedan muchas horas de trabajo, pero poco a poco. Ya tengo la segunda batería para montar, la nevera, inversor, y quiero instalar un panel solar.

Aún no la disfrute en condiciones, como te digo, es un ir poco a poco, es un hobby caro para ir medio preparado.

Pasion por el mundo camper en esta furgo

Cama Mercedes Vito

¿De dónde sale tanta pasión por el bricolaje?

De niño cuando mi padre me regalo, mi primer juego de herramientas, se abrió un mundo nuevo para mí, y lo he cultivado yo solito con años de aprendizaje, mecánica, electrónica, informática, carpintería…

Lo mismo te plancho un huevo, que frío una corbata.

Una historia más de búsqueda y maduración de un proyecto personal! Y tú que, ¿indeciso o ya estás en marcha? Cuéntanos tu historia!! Queremos compartirla!!

Pasión por el mundo camper en estado puro!

Por esto nos gusta viajar en furgo

Despertar casi a diario en un lugar diferente ha sido, sin duda, una de las sensaciones más bonitas de viajar en furgo y de nuestro roadtrip en furgoneta.

¿Grandilocuencia de lo insignificante? Rotundamente no.

Viajar en furgo – Planificar el viaje

Abrir los ojos, sentirte calentito dentro el nórdico mientras notas el frío fuera, abrir la cortina y encontrarte con una playa desierta, un pinar, a los pies de un fiordo, un barco pirata o un acantilado. Cada día un escenario diferente, pero bajo la seguridad y comodidad de tu casa con ruedas.

Despertar en una playa, un pinar o un fiordo

No tienes prisa para levantarte, así que te puedes permitir estar así mientras tu cuerpo se va despertando poco a poco. A veces se escucha el ruido del mar, otras veces el viento, otras los pájaros o la lluvia.

Escuchando el sonido del mar y de la lluvia

Abres el portón y entra el olor del mar, o del campo, o de un pinar. Esa brisa fresca, pura, sin contaminar. Los rayos del sol. Y la sensación de conexión con la naturaleza y con nosotros mismos. Esa sensación de libertad, que ha sido una de las más bonitas que hemos experimentado nunca.

Abrir la puerta y despertar en medio de la naturaleza

Una casa sobre ruedas te puede dar las mejores vistas, y no únicamente al despertar. Se puede adaptar a tus gustos dándote la ansiada libertad que buscas y así poder dar rienda suelta a tus fantasías. Te dará el placer de poder jugar en un campo diferente siempre que quieras.

Viajando en furgo

Aquí cambiamos esa idílica estampa otoñal de chimenea con fuego y manta en el sofá, por estar arropados contemplando la lluvia y los rayos a través de nuestra ventada. Todo, bajo ese manto cósmico que nos cubre al anochecer.

Tormenta desde la furgo

No hay imagen más bucólica que ese resbalar de las gotas de lluvia por el cristal haciendo competición a las gotas del vaho creadas por la lucha de dos cuerpos.

Viajando en furgo

No descuides el poder de tus ventanas, son el pórtico hacia tu destino y pieza fundamental del estilo camper. ¿Que seríamos sin ellas? Meras cerillas en su caja que sólo aprovechan su vida cuando están fuera de ella.

Limpiando las ventanas

Reflexiones de todos, escritas por uno.

 

Stavanger en un día

Stavanger es un ciudad costera con mucho encanto. Puedes pasear al lado del puerto, por el barrio viejo, donde encontrarás una de las estampas típicas Noruegas. ¡Aquí te contamos qué hacer en Stavanger en un día!

En los alrededores está el famoso Preikestolen, el púlpito de los dioses. Eran paradas obligatorias en nuestro viaje en furgoneta por Noruega.

Cómo llegar

Nosotros llegamos en furgo, una etapa en nuestro viaje en furgo por Europa, y aparcamos en Mosvatnet, un lago al este de la ciudad. Nos acercamos en bici a la ciudad.

Pato en Noruega

Stavanger – Pato en el lago donde aparcamos

La ciudad está muy bien comunicada a través de su aeropuerto de Sola.

Stavanger en un día

Sjøfartsmonumentet

El monumento a la marítima está en una plaza en el centro de Stavanger.

Centro de Stavanger - monumento a la marítima

Centro de Stavanger – monumento a la marítima

Junto a la pescadería, y al lado de la oficina de turismo. En frente, está el bonito barrio de casas blancas.

Stavanger - Pescadería y puerto

Stavanger – Pescadería y puerto

Gamle Stavanger

La ciudad vieja de Stavanger tiene las de casas de madera mejor conservado de Europa. Todas de madera blanca, con el suelo de adoquines, donde antiguamente vivían los pescadores.

Gamle Stavanger

Gamle Stavanger

En este barrio está el museo de conservas.

Stavanger - Ciudad vieja y la fábrica de conservas

Stavanger – Ciudad vieja y la fábrica de conservas

Y nos encontramos muchos simpáticos gatos por la zona.

Catedral

Situada en el centro de la ciudad, es la catedral más antigua de Noruega. Rodeada de un espacio verde muy cuidado y en frente de un lago. Nosotros encontramos en obras su fachada principal.

Stavanger - Catedral

Stavanger – Catedral

En frente de la catedral hay una plaza con puestos callejeros de productos locales.

Puestos de productos locales frente a la catedral

Stavanger – Puestos de productos locales frente a la catedral

La calle Øvre Holmegate

La calle de compras de la ciudad, donde puedes pararte a tomar un helado o a comprar el típico souvenir.

Øvre Holmegate

Stavanger – Øvre Holmegate

Torre Valberg

La torre de vigilantes de la ciudad se ha convertido en un museo. Desde aquí hay unas vistas estupendas del puerto y de la ciudad vieja.

Stavanger - Torre de vigilantes y vistas desde allí

Stavanger – Torre de vigilantes y vistas desde allí

Museo del petróleo

Al otro lado del puerto se encuentra el Museo del petróleo, un museo muy ligado a la historia de la ciudad. Nosotros no entramos, pero nos dimos un paseo por el parque de su exterior, construido con materiales que sobraron de los barcos y lleno de pintadas.

Stavanger - Puerto

Stavanger – Puerto

Iglesia de San Petri

En el centro de la ciudad está la iglesia roja de San Petri, una de las parroquias en las que se divide la ciudad, siendo la otra la catedral.

Stavanger - Iglesia de San Petri

Stavanger – Iglesia de San Petri

Puedes recorrer a pie los lugares de mayor interés de Stavanger en un día.

Una pequeña ciudad marinera tranquila y con mucho encanto, situada en uno de los lugares más bonitos, ya que se conoce como la puerta de entrada a los fiordos del Sur. 

Trollstigen o la escalera de los Trolls

La Trollstigen es una de las carreteras más peligrosas de Noruega. Curvas de 180 grados, su estrechez, y pendiente de casi 9 grados, es lo que atraen a miles de turistas al año.

Esta carretera permanece cerrada en el invierno – de octubre a mayo – debido a posibles desprendimientos, y el día de cierre depende de la temporada. Si está cerrada, la ruta alternativa está a más de 100 km, lo que suponen varias horas por las carreteras noruegas.

Nosotros fuimos en Octubre, cuando recorrimos Noruega en furgoneta, y nos aventuramos a ir hasta allí. Nos arriesgamos a ir, puesto que no encontrábamos noticias sobre su estado y llegando a la Trollstigen, ¡esta abierta!

El entorno es espectacular, está rodeada de grandes montañas y entre sus curvas cae el salto de la cascada Stigfossen.

Trollstigen - En la parte de arriba

Trollstigen – En la parte de arriba

Sendero y vistas de Trollstigen

Antes del descenso, hay una bonita ruta hasta el mirador. Las vistas son espectaculares, por lo que llegados a este punto no nos podemos perder esta pequeña ruta hasta su mirador, a 1,5 km.

Trollstigen - Vistas desde el mirador

Trollstigen – Vistas desde el mirador

Los hitos nos indican que la ruta sigue hacia las montañas heladas, y nos decidimos a seguir caminando entre las montañas solitarias un poco más.

Trollstigen - Ruta al mirador

Trollstigen – Ruta al mirador

Ya de vuelta del trekking de más de 2 horas, y antes de bajar por la empinada carretera, aprovechamos para calentarnos con una barbacoa.

Carretera de los Trolls en Noruega

Trollstigen – Aprovechamos a comer algo después de la ruta

Bajada por la carretera de los Trolls (Trollstigen)

La trollstigen es una carretera de vértigo, con unas vistas espectaculares. En una de sus curvas de 180 grados da la sensación de que te vas a caer por la montaña abajo.

Trollstigen - Vistas al fondo de la carretera y cruzandola

Trollstigen – Vistas al fondo de la carretera y cruzandola

Una vez abajo, siguiendo la carretera 63 hacia el norte, nos encontramos a los Trolls (no nos atacan, ya se han convertido en piedra porque les sorprendió el sol del amanecer).

Figuras de Trolls en piedra y madera en Noruega

Nos encontramos a los trolls de la carretera

Dejando atrás la Trollstigen nos seguimos encontramos unas vistas preciosas.

Dejamos atrás la Trollstigen

Dejamos atrás la Trollstigen

Noruega en estado puro

Pese a que Noruega tenga muchos lugares parecidos a este, a título personal, si llegas a este punto del mapa, no te pierdas esta ruta. Reiteramos que si te gusta la naturaleza solitaria, las montañas, los desniveles de tierra, acercarte hasta este punto es obligado.

Sentirás el frío con gusto, escucharás solamente el agua caer entre las rocas. Palparás la nieve a escasos metros de la carretera. Te sentirás perdido en el mundo por lo insignificante que puedes parecer entre el valle.

Por todo lo anterior, es el porqué decidiste a visitar Noruega.