No ha sido suficiente un día para visitar la sede administrativa de la Unión Europa, pero ¡hemos visto lo más top! Te recomendamos utilizar la bici si tienes poco tiempo para visitarlo.

La capital de Bélgica está llena de edificios clásicos y majestuosos, y mucha vida en las calles; músicos callejeros, cantantes de ópera, la orquesta. Además, podrás elegir entre una muy variada oferta cultural.

Bruselas - Barrio Europeo

Bruselas – Barrio Europeo

Al ir un domingo, no tuvimos problemas para aparcar, y de ¡forma gratuita!. Dejamos la furgo en el parque del cincuentenario, en el Barrio Europeo. En este gran parque hay mucha gente haciendo deporte. Lo más característico es el arco del triunfo, pero también alberga el Museo de Historia Militar, el Museo del Cincuentenario y Autoworld, una exposición de coches.

Bruselas - Parque cincuentenario

Bruselas – Parque cincuentenario

A pocos metros se encuentra el parque de Leopold, lleno de cisnes. Atravesándolo, está el espacio Leopold, un conjunto de edificios que alberga el Parlamento Europeo. En frente, la plaza de Luxemburgo.

Bruselas - Parlamento Europeo

Bruselas – Parlamento Europeo

Bruselas - Parlamento Europeo

Bruselas – Parlamento Europeo

Continuando la ruta hacia el corazón de la ciudad, y a 10 minutos en bici, está el majestuoso palacio de Bruselas (palacio Real), el palacio oficial del rey. Justo en frente, se encuentra el parque más animado de Bruselas, el parque de Bruselas (parque real). Cuando fuimos, había una feria de comida y bebida, con lámparas gigantes por todo el parque.

Bruselas - Parque y Palacio de Bruselas

Bruselas – Parque y Palacio de Bruselas

Hacemos un cambio de sentido y en lugar de continuar hacia el centro, visitamos el palacio de justicia. De camino, la iglesia Notre Name du Sablon, una de las iglesias más bellas de Bélgica, en frente de la plaza Petite Sablon.

Bruselas - Iglesia de Notre Dame du Sablon

Bruselas – Iglesia de Notre Dame du Sablon

Desde aquí ya podemos ver al fondo la impresionante basílica que alberga el palacio de Justicia. Obra del arquitecto Joseph Poelaert, es uno de los edificios de piedra más grandes construidos. Su presupuesto inicial se multiplicó por diez, y fue incendiando en la Segunda Guerra mundial. Aunque posteriormente fue reconstruido, no es raro que hoy en día lo encontremos en obras. En frente del palacio, está la Plaza Poelaert, con las vistas panorámicas más bonitas de la ciudad.

Bruselas - Palacio de Justicia y Plaza Poelaert

Bruselas – Palacio de Justicia y Plaza Poelaert

Volviendo hacia el palacio Real, está la elegante plaza Real. Empedrada, rodeada de edificios neoclásicos y atravesada por los tranvías, con la estatua de Godofredo de Buillón montado a caballo en el centro. Los acordeonistas animan la plaza durante todo el día.

Bruselas - Plaza real y l'oreille tourbillonnante

Bruselas – Plaza real y l’oreille tourbillonnante

Bajando, nos encontramos la escultura l’oreille tourbillonnante de Calder (the whirling ear), entre el museo de instrumentos de música y el museo de arte moderno. Acto seguido, Le Mont des Arts, la entrada al casco histórico de la ciudad, un mirador con unas vistas únicas. Al pasar, un grupo de música animaba la panorámica con versiones al saxo del top de canciones de la actualidad. Bajando las escaleras está el parque des Arts, con la estatua estatua ecuestre de Alberto I al fondo.

Bruselas - Le Mont des Arts

Bruselas – Le Mont des Arts

En el casco histórico encontramos el corazón de Bruselas, La Grand Place. Llena de edificios históricos, donde también se encuentra el ayuntamiento, y uno de los lugares más concurridos de Bruselas. Cuando pasamos, estaba la orquesta tocando en el palco.

Bruselas - La Grand Place

Bruselas – La Grand Place

Callejeando por el casco histórico están las famosas galerías Saint Hubert, las primeras galerías comerciales de Europa.

Bruselas - galerías Saint Hubert

Bruselas – galerías Saint Hubert

Cerca, está el palacio de la bolsa, donde encontramos a una mujer cantando ópera estupendamente en frente del edificio. También encontramos las famosas estatuas del Manneken Pis y el Zinneke Pis. Además, es un lugar perfecto para relajarse tomando una cerveza, la oferta es muy amplia, y ofrecen hasta surtidos de cervezas para probar.

Bruselas - Palacio de la bolsa, musicos callejeros, Zinneke Pis y Mannekin Pis

Bruselas – Palacio de la bolsa, musicos callejeros, Zinneke Pis y Mannekin Pis

Bruselas - Callejeando

Bruselas – Callejeando

Nos alejamos del centro para no perdernos el Atomium, símbolo de la ciudad. Un enorme átomo de 102 metros de altura que se construyó en 1958 como parte de la exposición mundial de Bruselas. Eso sí, de esta, cogemos la furgo.

Bruselas - Atomium

Bruselas – Atomium

¿Tienes más días para visitar Bélgica? ¡Aquí te proponemos un recorrido!