Archivos por Etiqueta: cambiodevida

Camino Australia

Nuestra primera semana en Australia ha sido un no parar. Muchas cosas que hacer, documentos, buscar piso, teléfono, banco… En un entorno donde todo es nuevo y no hablamos en nuestro idioma nativo. Después de 3 días de viaje llegamos a Gold Coast. Una semana después ¡te contamos nuestras primeras impresiones en nuestro camino Australia!

Llegando a Gold Coast

Antes de llegar habíamos reservado un Airb&b para los primeros 4 días y habíamos hecho los trámites para abrir la cuenta bancaria en el país, así que nos ahorramos un poco de trámites aquí. Además, te hace falta una dirección para poner en documento que las aduanas te solicitan al llegar.

Australia – Canguros, surf y calor

Por cierto, no sé si tuvimos suerte o es que siempre es así, pero no nos hicieron ninguna pregunta ni revisión al llegar al aeropuerto, así que fue todo muy rápido.

Lo bueno

¡De las cosas que más nos gustan es el tiempo! La temperatura es constante durante todo el día, unos 26 grados, y hay una brisa constante del mar que refresca. En verano es la época húmeda, y cae una bonita tormenta de vez en cuando.

Australia – Gold Coast

El estar al lado de la playa nos encanta. Salimos de casa y en dos minutos ¡estamos ahí! Además tiene una de las mejores costas para surfear del mundo. Surf spots como Snapper Rocks nos quedan a media hora de casa.

Australia – Mermaid Watters – Surfers Paradise

Hay un montón de animalillos. Pájaros raros como los ibis, los loritos arcoiris por las palmeras de la ciudad, murciélagos enormes que también vuelan de día. Casi pisamos una iguana gigante.

Australia – Iguana, Murciélagos, pelícano

¡Y ya pudimos ver canguros! En el parque de Coombabah, gratis y a 30 minutos de casa. Nos han encantado.

Australia – Canguros en Coombabah

La mayoría de la gente es muy simpática y está dispuesta a ayudar, y parece una ciudad muy multicultural.

Lo no tan bueno

¡Todo es muy caro! Lo que más, los pisos. Pensábamos que una habitación privada en un piso compartido, nos costaría menos de 200 $ a la semana, pero al final, van a ser casi 300 $.

La comida también es muy cara. Sobre todo, la fruta y la carne. Además, apenas encuentras carne fresca, la mayoría está envasada. Ni siquiera hemos encontrado pescado en el supermercado. 1 kg de plátanos cuesta 4,90$ el kilo, y un kiwi 0,50 $ la unidad.

Australia – Supermercado

El alcohol también es muy caro. La cerveza mas barata cuesta 4 $. Su consumo está muy regulado, sólo se puede vender en lugares autorizados (no en el supermercado). Además, para servir o vender alcohol tienes que sacar un curso (RSA – Responsible Service of Alcohol).

El transporte es bastante caro también. Para moverte por la ciudad tienes autobuses y tranvías. Aunque cada viaje puede costar entre 2,60 – 3,25$ si te haces con una Go Card. Si no, la broma te sale por 4,60. Y las distancias son bastante grandes. Entre un suburbio y otro debes caminar unos 45 minutos.

¡Aunque hay alguna cosa que puedes encontrar bien de precio! La gasolina está a menos de 1 €, las tablas de surf de segunda mano son muy baratas, las bicis de segunda mano no están mal de precio, y puedes encontrar algún coche destartalado a buen precio.

Australia – Tablas de surf

Lo nuevo

¡Todo es nuevo aquí! Empezando por la diferencia horaria. Es mucho cambio respecto a España, son 8-9 horas (dependiendo de si es horario de verano o de invierno). El jet lag te puede durar unos días si no lo coges bien.

Aquí se conduce por la izquierda. Aún no tenemos coche, pero hasta al mirar para cruzar la calle te tienes que parar y pensar por donde te van a venir los coches.

La moneda, el idioma, los paisajes, la gente, los animales, la forma de saludar y de hacer las cosas, tus compañeros de piso, tu hogar. Tanto cambios en tan poco tiempo. Empezar de cero.

Australia – Surfers Paradise – Coombabah

¡Es todo tan emocionante! Salir de tu zona de confort te ayuda a despertar tu mente y sacar cosas de tí que no conocías. Es duro, nadie dijo que no lo fuera, y hay momentos en los que parece que te puede dar el bajón porque no salen como tenías pensado. Pero sin duda, merece la pena.

Aventura al otro lado del mundo

Después de 4 meses en las carreteras, viviendo como nómadas, recorriendo Europa, donde no tienes horarios, ni rutinas, y la aventura es tu día a día. ¿Qué pasa después de un viaje tan largo?

Al principio se agradece tener una ducha caliente por unos días. Sobre todo cuando vienes del norte en pleno mes de Octubre. Había días que no subíamos de 6 grados, y en furgo sin calefacción, la cosa se nota y mucho.

También se nota en los bolsillos. Aquí puedes ver lo que nos costó el viaje, pero claro, íbamos con ahorros.
Así que decidimos asentarnos por un tiempo cerca de casa y ya con el peludo con nosotros, ¡que alegría volver a estar con él!

Pinturas

Los cambios son complicados, pero siempre te aportan algo nuevo. Volvimos a pintar, a jugar al padel, a comer carne, a salir a tomar algo. Ya cuando nos habíamos hecho un hueco en la vida ‘normal’ nos surge una nueva oportunidad. Y como tenemos ahí ese gusano viajero, no nos pudimos resistir. ¡Vamos a hacer las maletas para irnos a la otra punta del mundo! A las antípodas. ¡Eso es, nos vamos a Australia!

Volvemos a dejar casa y trabajo. Esta vez tenemos que llevarnos muchas menos cosas y por el triple de tiempo. Una maleta de 7kg, otra de 20kg, 3 días de viaje y ¡muchos nervios y ganas!

Desorden y maletas

En el próximo post os contaremos cómo es posible viajar a la tierra de Oz. See you soon, matte!

¿Cómo ganar dinero viajando en furgoneta?

Uno de los escollos más notorios en los cambios de vida, o en las aventuras de largo tiempo suele ser el lado económico. El no tener ingresos regulares llega a preocupar tanto que se convierte en el principal impedimento. Para nosotros tampoco ha sido un punto fácil. En Caminos Opuestos te traemos experiencias, y esta vez te vamos a contar cómo ganar dinero viajando.

Nosotros, no llenamos el depósito de la furgo con agua, ni vivimos del aire, es una realidad. Por lo que no te diremos que vivimos de lujo sin trabajar. Pero podemos realizar un viaje de varios meses si nos adaptamos bien a las circunstancias. Aquí te dejamos los pasos a seguir:

Reducción de gastos a la mínima expresión. Tranquilo, no nos estamos muriendo de hambre. Simplemente hay que adaptarse a la situación. Nuestros gastos durante el viaje se reducen a comer nosotros y la furgo. Está claro que se acabó comer de restaurante, pero no lo necesitamos, ya comemos todos los días fuera.

Generar ingresos, ¿Cómo? ¡Economía colaborativa! Nosotros a lo largo de la vida hemos hecho infinidad de tareas, como: hacer mudanzas, vendimiar, plantar y recoger patatas o maíz, hacer las tareas del hogar y del jardín, cuidar gatos, camperizar una furgo, diseño de interiores con pales… y por lo que hemos estudiado podemos enseñar a nadar, a hacer surf, soporte informático o diseñar webs….

 

¿Quieres saber más?

Aquí te mostramos una de nuestras primeras tareas, ¡nos ha tocado ser PINTORES!

Hemos pintado techo y paredes de un pasillo y una habitación. ¿Y que beneficio hemos sacado? Hemos pasado unos días en un pequeño pueblo con encanto en Navarra, unos euros para darle de comer a la furgo, agua caliente para ducharnos, hemos puesto un par de lavadoras, hemos cenado y conversado bajo las estrellas en un precioso huerto, y hasta nos han llevado de turismo por la zona. ¿Se puede pedir algo más?

 

¿Quieres colaborar con nosotros?

Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario o en cualquiera de nuestras redes sociales; Facebook, Twitter o Instagram. Será más que un intercambio de tareas, será una bonita experiencia para todos.

Está claro que no seremos expertos en muchas tareas, pero así entendemos nosotros la economía colaborativa. Un intercambio que enriquezca con experiencias a las personas.

5 ideas para el cambio de vida

Muchos somos los que agotados por la rutina no vemos la salida al final del túnel. Resignados a la frase “es lo que hay” aguantamos el chaparrón de la amargura. ¿Y por qué aguantamos? Porque dicen que deberíamos estar contentos, “tienes trabajo” y “a fin de mes tienes un sueldo”. La cosa no se queda aquí. Esa amargura se traslada a tu entorno familiar o de amigos, con los que no disfrutas. Te estás llevando a casa los problemas.

¿Realmente piensas esperar a que se solucione solo? Y mientras esperas, pasan los años…

Darse cuenta de esta situación no es fácil, puesto que la damos como algo normal. Necesitamos reflexionar, ya sea de forma individual, o en pareja. Una técnica útil puede ser plasmar en una hoja tus objetivos o cosas que quieras probar a largo plazo. Da rienda suelta a lo que realmente quieres.

Plantéate ahora puntos intermedios de cómo puedes conseguir esos objetivos. Si después de esto crees que no es para ti, que tu ya tienes una vida muy cuadriculada, tranquilo, continúa leyendo.

Cómo sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, en Caminos Opuestos sólo te contamos aquello que hemos experimentado y nos ha resultado óptimo!

Aquí te proponemos 5 ideas para revertir la situación y empezar el cambio.

Cambio de ciudad

Posiblemente el proyecto de más pretensión. Conlleva no sólo el cambio de residencia, sino también nueva relación con la familia, nuevos amigos, hábitos, aficiones y lo más seguro que nuevo trabajo. Dependiendo del lugar también un cambio de costumbres.

Te invitamos a que lo averigües por tí mismo, pero te anticipamos que puede ser una alternativa para el cambio maravillosa.

Qué no estás preparado para dar ese salto, busca una nueva residencia en tu ciudad, puede darte ese soplo de aire fresco que buscabas.

Cambio del tipo de trabajo

Encasillado porque en su día aceptaste trabajar en algo que verdaderamente no era lo tuyo. Tal vez ya hayas tocado techo y sientes que no avanzas. Redirige tu carrera profesional, opta a esa rama que siempre quisiste o esa que crees que te gusta. Propón un cambio a tu jefe, hazle esa propuesta que llevas tiempo meditando.

Ser ingeniera informática y profesora de surf es compatible

Cambio de empresa

Sabemos que no todas las ocupaciones son iguales. Sabemos que lo fácil para unos es complicado para otros, pero lo que te aseguramos es que si no buscas, no lo encuentras. Busca trabajo en otras empresas, llegará en momento en que encuentres algo que te resulte atractivo. Y tranquilo, buscar una alternativa no es engañar a tu jefe.

Excedencia

No es ficticio, las excedencias existen. No te dejes engañar la excedencia es un derecho de los trabajadores. Es una buena opción para hacer un punto de inflexión en tu vida. Ojo con el temible año sabático, puede pasarte factura. Plantéate el qué hacer durante ese tiempo, y cumple tus objetivos y deseos de la lista. Nosotros compartimos nuestra plan para alcanzar ese cambio en la vida. 

Tendrás que fijarte en si están en situación de poder pedirla, el tipo, la duración y si existe obligación o no de la empresa de volver a contratarte. Tranquilo, pregunta y asesórate.

Estudia algo diferente

Si necesitas algo más moderado, porque piensas que lo anterior es arriesgar demasiado, ¡prueba eso! Convierte una afición en algo más. Aunque lo hagas solo con expectativas de saber más sobre el tema, nunca sabes hasta dónde puede llegar.

Claro que existen muchas más ideas para el cambio, estas solo han sido unas alternativas que hemos probado. ¿Has experimentado algún otro plan para el cambio? Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario o deja un comentario de tu experiencia!

Salir de la zona de confort poco a poco es ampliar el alcance de tu vista

Cambio de Vida de Josune y Jose

Perder todo, para encontrar el camino: el cambio de vida de Josune y Jose

Adiós trabajo, estrés, comodidades, casa, rutina, salir, ver a amigos … Hola libertad, naturaleza, tiempo para hobbies, conocer otros países, otras culturas, otras personas, despertar cada día en un nuevo lugar, salir de tu zona de confort – Es lo que ha dicho esta pareja gallega a sus vidas. ¿Porqué? ¡Ahora te lo contamos!

Esta pareja se ha propuesto recorrer la costa de Europa en busca de olas para hacer surf, y naturaleza para volver a recordar lo maravilloso que es el mundo. Han diseñado una ruta de más de 10.000 km de recorrido en busca de la conexión con el sentido de la vida. El final de esta ruta, es el comienzo de un nuevo estilo de vida. Su filosofía es: El mundo es lo suficientemente grande como para tener que quedarte siempre en el mismo lugar haciendo algo que no te hace feliz.

¿Cómo empezó todo?

Una simple conversación. Un intento banal de arreglar la situación de agobio y rutina diaria. Nuestras vidas estaban encaminadas a hacer lo mismo durante años hasta envejecer, porque “era lo correcto”. Intentamos llevar a cabo una idea: cambiar nuestro estilo de vida. Una idea que al principio parecía una utopía, sólo en manos de unos privilegiados, ya fuera porque tenían más dinero, o porque vivían en otros países y allí las cosas eran diferentes. Pero poco a poco, la idea rondaba en nuestras cabezas y apareció un ¿Y por qué no? Lo que después llevó a plantearnos el cómo.
Tal vez se nos haya ido de las manos las formas  – se ríe-, pero se ha convertido en lo más sensato que he hecho en la vida. – dice Jose.

 

¿Cómo eran vuestras vidas antes de plantearos esto?

Siempre la misma rutina, en el mismo sitio, sin tiempo para hacer las cosas que realmente nos apetecían. Es cierto que cuentas con dinero para viajar durante las vacaciones, pero el tiempo no era suficiente. Teníamos tantas ganas de hacer tantas cosas, que hobbies como leer o pintar los había dejado de lado. Y la vida es demasiado corta como para dejarla pasar. – cuenta Josune.

¿Cual es el objetivo de esta idea?

Intentaremos hacer un gran paréntesis en nuestras vidas con esta ruta durante 3 o 4 meses, o incluso más. Queremos llenarnos de experiencias y enriquecernos por dentro. Encontrar a otras personas haciendo un camino similar y compartir vivencias. Para afianzar más el cambio, la ruta no acabará en el mismo punto de partida. Buscaremos un nuevo entorno para vivir, nueva ciudad, nuevas costumbre, nuevo trabajo… En resumen, consumar el cambio.

Queremos dedicar el tiempo a lo que nos gusta. Esto no significa vivir del aire. Trabajaremos, pero en donde no estemos pendientes del reloj para salir. Llegar a tener una vida satisfactoria y plena, no es algo imposible.  – expresan con entusiasmo estos dos jóvenes.

¿Cuales creeis que son las claves?

Dos son las claves: el desapego de lo material y la más importante, total independencia de lo que dicta la sociedad. Creemos que los pensamientos de la gente de nuestro entorno son grandes coercitivos de la voluntad propia. – exponen con claridad Josune y Jose.

¿Qué consejo podrías darle a alguien que también se plantee algo similar?

Mucha gente de nuestro entorno nos han dicho que ellos también se lo han planteado en algún momento, pero que ya no pueden. Creemos que hay muchas formas de plantearse un cambio según las circunstancias de cada uno. Nuestro consejo:

  1. Valorar qué es lo que realmente quieres o buscas y cómo puedes hacerlo.
  2. Echar por tierra prejuicios.
  3. Crear un plan de acción con las tareas intermedias y fijar unos plazos.

Ah! y voluntad de hacerlo realidad.

 

“Hemos decidido hacer realidad nuestros deseos, así de simple”

No te pierdas nuestras novedades: