Australia es el segundo país del mundo que más ataques de tiburón registra, seguido sólo por EEUU. Los estados en Australia que más ataques han registrado en la última década se dan en la costa este (donde se encuentran lugares tan emblemáticos como Byron Bay), seguido por Western Australia (donde se encuentra Perth), y después Queensland (donde se encuentra Gold Coast y surf sports tan conocidos como Snapper Rocks, Kirra o Rainbow Bay).

Ataques de tiburón por estado en Australia – 1990 – 2017

Incremento en los ataques

Los ataques de tiburones son contados, registrados y publicados, y se han incrementado en los últimos años. Las investigaciones apuntan a varios factores:

  • Calentamiento global: Los tiburones se acercan a aguas más frías cerca de la costa.
  • Escasez de alimento: Se desplazan a otras zonas en su busca.
  • La protección internacional del tiburón blanco en los 90: Su población se ha visto en aumento, por lo que es más probable verlos o que se acerquen a la costa.

Especies peligrosas de tiburones

Tanto en la costa este como en la oeste no están exentos de ataques. Lugares tan famosos como Byron Bay o Gold Coast, han registrado ataques este 2018. Las aguas Australianas son el hábitat para unas 170 especies diferentes de tiburones, siendo los más comunes de los peligrosos:

  • Tiburón blanco: El tiburón carnívoro más grande del mundo es responsable de la mayoría de ataques. Suele encontrarse por aguas del sur de Australia hasta el Sur de Queensland.
  • Tiburón tigre: Muy peligroso, se alimenta de ballenas, tortugas, focas, medusas. También de humanos que encuentra por el camino. Se encuentra en aguas de New South Wales hasta Perth.
  • Tiburón toro: Uno de los más agresivos, que puede entrar en agua dulce. Es común que aparezca en los estuarios o en los ríos. Se encuentra en aguas de temperatura cálida.
  • Tiburón cobrizo: Especie potencialmente peligrosa. Suele encontrarse por aguas del sur de Australia hasta New South Wales.
  • Tiburón martillo: Se considera peligroso, aunque se han registrado pocos ataques a humanos. Se encuentra en aguas del norte hasta Sydney.

Especies de tiburones en Australia

Preguntando a un socorrista de Nobby Beach, en Mermaid Water, dice que sólo vio 3 tiburones en 25 años. Sin embargo, aunque los tiburones no suelan estar por una zona, su comportamiento es impredecible. Entre septiembre y noviembre de este 2018, hubo 3 ataques de tiburon tigre en las islas Whitsunday (1000 km al norte de Gold Coast), que dejaron un muerto, y una niña de 12 años sin pierna. Los locales dicen que en más de 20 años no escucharon hablar de ataques de tiburón por la zona.

Medidas del gobierno

Las medidas que ha tomado el gobierno Australiano para evitar los ataques han sido varias; redes anti-tiburones, patrullas de vigilancia aérea y marítima, y líneas de anzuelos con cebos.

Las redes que se colocan en Queensland tienen una longitud de 186 metros, 6 metros de profundidad y 500 mm de tamaño de maya. Están pensadas para atrapar tiburones de más de 2 metros de longitud. La distancia a la orilla varía dependiendo de la playa, pero es una distancia suficiente para no molestar a los bañistas, sobre 500 metros.

Shark Net – Queensland – Australia

La comunidad se alza en contra de estas redes, porque muchos animales marinos quedan atrapados y mueren. Indiscriminadamente capturan peces, delfines, tortugas, rayas, especies protegidas y crías.

Además, simplemente reducen el número de tiburones que puedan llegar a la zona de costa, pero no evitan que entren. Los tiburones pueden pasar bajo las mallas o entre ellas. Además, ofrecen una falsa sensación de seguridad.

Que existan estas redes, nos hace pensar que estamos libres de peligro, cuando en realidad no es así.
El listado de playas con redes en el estado de Queensland lo puedes consultar aquí .

Junto con las redes, se colocan líneas de boyas llenas de anzuelos con sebos para capturar a los tiburones y no se acerquen a la costa. Pero, al igual que las redes, no discriminan entre especies, y pueden ser evitadas por los tiburones.

Las patrullas de vigilancia en las playas incluyen helicópteros, lanchas y motos de agua. Vigilan las playas en las horas de servicio de socorrismo, normalmente de 9.00 – 17.00, y los días que hace buen tiempo. Las zonas de baño están acotadas entre banderas, y la zona de surf sólo se puede realizar fuera de estas.

Socorristas en Gold Coast – Australia

Incrementar la vigilancia es lo que se pide para sustituir las redes y las líneas de cebos. Balizas inteligentes, que detectan los tiburones a 500 metros y envían avisos. Uso de drones para avistarlos. Otros métodos que se están estudiado son barreras de burbujas que se activan con un sensor de movimiento. Se han probado también unos dispositivos que emiten pequeñas descargas eléctricas que ahuyentan en un principio a los tiburones, pero también han demostrado ser ineficaces cuando los animales se acostumbran a a ellas. Los tiburones blancos son unos animales muy visuales, así que han estudiado posibles trajes que han resultado ser eficaces contra sus ataques. Trajes de neopreno de camuflaje, o trajes de rayas que simulan a la serpiente marina venenosa.

Recomendaciones

Hay algunas recomendaciones que podemos seguir para evitar situaciones de peligro:

  • No surfear al amanecer o al atardecer, ya que es cuando se alimentan. También a la noche, aumentan significativamente su actividad.
  • No nadar en los canales o en los ríos. Son muy frecuentados por tiburones toro – uno de los pocos que consigue sobrevivir en aguas dulces.
  • No entrar al agua cuando estás sangrando. Asocian la sangre con la comida, y tienen un olfato tan excepcional que pueden olerla a más de 1 km a la redonda.
  • Surfear cuando haya más gente en el agua. Cuanta más gente haya en el agua es mas probable verlo. Además, si eres atacado, necesitarás ayuda para llegar a la orilla. También es más fácil que los tiburones ataquen cuando hay una presa en solitario.
  • Evitar utilizar colores llamativos. Son más atractivos para los tiburones. Pueden ver muy bien los contrastes. La joyería que brilla, les llama la atención.
  • Si te ataca un tiburón – Esto es mucho decir, ya que seguramente nuestra primera reacción es escapar, pero está bien que se quede en el subconsciente – es actuar activamente defendiéndote. Si hay oportunidad, golpearle en el hocico o en los ojos.

Aunque, por muchas precauciones que tomemos, sólo podemos minimizar el riesgo. Lo que está claro es que todavía no conocemos su comportamiento, no tenemos medidas eficaces contra ellos y los ataques son impredecibles. Los ataques de este mes (noviembre 2018) en las islas Whitsunday, donde no se conocían otros ataques antes, son una prueba de ello.

Las estadísticas dicen que es más probable que nos caiga un rayo que nos ataque un tiburón, pero esas estadísticas tienen en cuenta el conjunto de la población, y no sólo aquellos que nos metemos en aguas donde habitan tiburones.

Cuando entramos en el agua, entramos en el hábitat de los tiburones. No podemos olvidar lo vulnerables que somos.